NOVEDADES

ARTÍCULOS DE INTERÉS


  • Artrosis (Parte 1)
  • 16/11/2021
  • Queremos compartir con ustedes la 1º parte de un articulo exclusivo para Laboratorio Proyar, redactado por el Dr. Jorge Alonso. Médico, MN 67.640, Director del posgrado de Fitomedicina de la U.B.A. y Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina.

     

    Artrosis (Parte 1)

     

    Una de las patologías más frecuentes que acuden a la consulta diaria es sin lugar a dudas la artrosis. La podemos definir como un “proceso degenerativo de curso crónico e irreversible que sufre una determinada articulación o conjunto de articulaciones”. Procesos dolorosos en manos, rodillas o columna suelen ser moneda corriente dentro de la sintomatología que esta patología provoca en las articulaciones. Cuando las articulaciones tomadas son más de tres, hablamos entonces de artrosis generalizada.

    Debe diferenciarse de la artritis, la cual es indicativa de inflamación aguda o de reciente inicio, tomando como punto de partida el hueso y sus estructuras adyacentes (cápsula articular, líquido sinovial, ligamentos, tendones, etc.). En las artritis, el síntoma dolor presenta picos horarios en donde puede ser más intenso. Hay algunos casos puntuales donde participa el sistema inmunológico en la generación de las artritis, el cual “ve como enemiga a las articulaciones” y las ataca. Este proceso se conoce como artritis reumatoidea, y lleva un tratamiento específico.

    La artrosis se suele manifestar a partir de los 50 años, aunque existen casos de inicios a más temprana edad. Afecta al 80% de las personas de 70 años o más de edad y al 60% de las personas de más de 50 años, con preponderancia del sexo femenino. No hay un factor predisponente único. La herencia puede jugar un rol, pero no es determinante. La llegada de la menopausia y la andropausia, así como el hecho de sufrir traumatismos repetitivos (deportistas) pueden considerarse factores predisponentes. Asimismo la osteoporosis, el hipotiroidismo y la depresión.

    El proceso doloroso suele estar dado por la presencia de prostaglandinas proinflamatorias y demás factores que generan la inflamación y la imposibilidad de poder mover normalmente la articulación. Las drogas químicas que se emplean para combatir el proceso procuran inhibir a esos factores antes mencionados, pero lamentablemente el uso continuo de los mismos genera efectos adversos que en muchos casos pueden ser más peligrosos que la artrosis propiamente dicha (por ej. hemorragias digestivas).

    Antes de iniciar cualquier abordaje terapéutico con drogas AINE o extractos de origen vegetal, se tendrán en cuenta otras condiciones indispensables para el correcto manejo de un paciente con artrosis: alimentación (a predominio vegetariana y con la posibilidad eventual de reducir el peso del paciente), movilización (lenta y paulatina), baños termales (la incorporación de algunos compuestos minerales y sulfurados mejoran las condiciones metabólicas del hueso), aplicación de calor seco en zonas de de dolor, etc. 

     

    Continuará en segunda entrega.

     

VADEMECUM / OTRAS DROGAS VEGETALES

DESCARGA DE ARCHIVOS PDF