NOVEDADES

ARTÍCULOS DE INTERÉS


  • Infecciones urinarias – Parte 1
  • 6/09/2021
  • Desde Laboratorio Proyar queremos compartir con ustedes la 1º parte de un articulo exclusivo para Laboratorio Proyar, redactado por el Dr. Jorge Alonso. Médico, MN 67.640, Director del posgrado de Fitomedicina de la U.B.A. y Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina.

     

    Infecciones urinarias (Parte 1)

     

    Las infecciones del tracto urinario (ITU) revisten un problema frecuente y cada vez más serio en atención primaria de salud, habida cuenta del alto índice de resistencia bacteriana que padece la población debido – en un importante número de casos – al uso irracional e indiscriminado de antibióticos empleados para estos fines. Uno de los cuadros más frecuentes de la consulta clínica lo constituye la cistitis la cual caracteriza por tres síntomas bien definidos: disuria (alteración en la eliminación de la orina), poliaquiuria (mayor frecuencia de emisión de orina), urgencia miccional (en ocasiones cursa con incontinencia), sumado a irritación, dolor suprapúbico y tenesmo (sensación de no haber vaciado la vejiga). En el hombre deberá hacerse diagnóstico diferencial con patologías prostáticas, en tanto en la mujer posmenopáusica deberá descartarse la presencia de prolapso uterino.

    En la gran mayoría de los casos, el germen involucrado es Escherichia coli (65-80%), siguiéndole en orden de frecuencia Proteus mirabilis y, con mucha menos frecuencia Enterococcus faecalis, Klebsiella pneumoniae, Staphylococcus saprophyticus, Streptococcus agalactiae, Proteus sp (este último con alta incidencia en menores de 14 años y mayores de 60 años) y otros bacilos gramnegativos.

    Entre las causas predisponentes cuentan la diabetes, edad avanzada, enfermedades que afectan los hábitos de cuidados personales (como mal de Alzheimer y Parkinson), sonda vesical, incontinencia intestinal, próstata agrandada, uretra estrecha (o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina), cálculos renales, inmovilidad prolongada (por ejemplo, postoperatorio de una fractura de cadera), embarazo, haber asistido a piletas de natación comunitarias, relaciones sexuales no higiénicas, uso de diafragmas vaginales, etc.

    El urocultivo permitirá establecer el diagnóstico de certeza en aquellos casos dudosos, con la identificación del o los gérmenes responsables. Por el contrario, en la sospecha de un paciente con cistitis no complicada, la tendencia actual es iniciar la terapia sin urocultivo debido a que esta entidad está causada por sólo unos pocos tipos de microorganismos cuya susceptibilidad es bien conocida y fácilmente predecible. Cerca de un 20-30% de las mujeres jóvenes con un episodio inicial de cistitis, tienen infecciones a repetición. La cistitis aguda es una infección muy común, que se presenta principalmente en mujeres sin enfermedades de base y sin anomalías funcionales o estructurales del tracto urinario, por lo que la mayoría de los casos se consideran infecciones urinarias no complicadas.

    Ocasionalmente la recaída es debida a recidivas producto de la persistencia de un foco de infección no resuelto, pero en el 90% de los casos son reinfecciones, producidas en un corto período y habitualmente por el mismo germen (E. coli el más frecuente). La alta resistencia de las bacterias a los antibióticos convencionales ha puesto la mirada en el abordaje de estas patologías por medio de principios activos provenientes de plantas medicinales. De ellos destacan los compuestos fenólicos y los aceites esenciales, los cuales han demostrado poseer potentes efectos frente a bacterias, hongos y virus. A favor se puede decir que no presentan resistencia y se pueden combinar con diuréticos. En contra, pueden ser irritativos de las mucosas (sobre todo los aceites esenciales), en cuyo caso se preparan cápsulas embebidas en sílice o polvo de mucílagos o altea (planta muy rica en mucílagos), lo cual produce una acción protectora de las mucosas.

     

    Continuará en segunda entrega.

     

VADEMECUM / OTRAS DROGAS VEGETALES

DESCARGA DE ARCHIVOS PDF