NOVEDADES

ARTÍCULOS DE INTERÉS


  • Infecciones urinarias – Parte 2
  • 14/09/2021
  • Desde Laboratorio Proyar queremos compartir con ustedes la 2º parte de un articulo exclusivo para Laboratorio Proyar, redactado por el Dr. Jorge Alonso. Médico, MN 67.640, Director del posgrado de Fitomedicina de la U.B.A. y Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Fitomedicina.

     

    Infecciones urinarias (Parte 2) Ver Primera Parte

     

    Dentro de los compuestos fenólicos para tratar infecciones urinarias destacan dos: la uva ursi y los arándanos rojos. Respecto a los aceites esenciales destacan los de lavanda, tomillo y melaleuca. Teniendo en cuenta que la legislación argentina no contempla el uso de aceites esenciales por vía oral, nos limitaremos únicamente a hablar del abordaje con arándanos rojos y uva ursi.

    Entre los componentes activos de los arándanos rojos figuran principalmente antocianidinas, flavonoides, ácido cítrico, ácido málico, ácido hipúrico, ácido elágico y vitamina C. Si bien los ácidos de esta especie colaboran en reducir el pH urinario (lo cual incomoda a las bacterias), su mecanismo principal de acción se da por el efecto antiadherente de las fimbrias (o “brazitos”) de la E. coli a la pared de las mucosas. Se sabe que cuando hay resistencia a los antibióticos, el germen se adosa con sus brazos retráctiles al “techo” de la vejiga, y así ve pasar de largo el arribo del antibiótico a la vejiga, el cual literalmente “no encuentra al germen”. De esa manera, el antibiótico sigue su recorrido y se elimina sin haber logrado su cometido de erradicar la bacteria. En cambio, el arándano rojo demostró “enjabonar” el brazo retráctil de la bacteria, de manera que por más que ella quiera adherirse al techo de la vejiga, no podrá hacerlo, y de ese modo el efecto diurético del arándano termina eliminando la bacteria del tracto urinario.

    Los arándanos rojos (suministrados en forma de extracto por vía oral) conviene darlos en las intercurrencias de las infecciones, es decir, durante los periodos asintomáticos que es donde las bacterias aparecen agazapadas esperando el momento de atacar nuevamente.

    En cuanto a la uva ursi, se trata de un arbusto oriundo de regiones altas montañosas de clima frío, pertenecientes a todo el hemisferio norte, incluyendo Groenlandia. La parte utilizada está constituida por las hojas. Su principal principio activo es la arbutina, una molécula muy empleada también en cosmética como sustancia blanqueadora de manchas de la piel. A diferencia de los arándanos, la uva ursi tiene un efecto directo de ataque sobre la E. coli logrando en muchos casos eliminarla dado que la bacteria no la reconoce como “enemiga” al carecer la arbutina de la estructura química de los antibióticos. Un dato no menor a tener en cuenta, es que la arbutina necesita liberarse y activarse en presencia de bicarbonato, de ahí que los mejores resultados se suelen obtener mezclando las gotas de la tintura de uva ursi con agua y una pizca de bicarbonato.

    Un dato adicional y muy a favor de la uva ursi, es que también tiene efecto inhibitorio sobre Proteus y Estafilococo, dos gérmenes que habitualmente también invaden las vía urinarias. La posibilidad de emplear en forma conjunta uva ursi y arándanos rojos optimiza los resultados, de manera superior al suministro de ambos productos por separado. En síntesis, nuevamente la fitomedicina logra posicionarse de manera muy eficaz en la resolución de un tema muy complicado como las recurrencias de las infecciones urinarias, especialmente cuando ya se han agotado las posibilidades de empleo de antibióticos con alta resistencia como los son la ciprofloxacina, norfloxacina, ampicilina y sulfamidas.

     

VADEMECUM / OTRAS DROGAS VEGETALES

DESCARGA DE ARCHIVOS PDF

Proyar